Burning the booths I

Sep 19, 2013 by

Burning the booths I

Interpretación simultánea. El simple hecho de nombrar estas dos palabras en una misma frase provoca el pánico de muchos estudiantes. Y es cierto que no es para menos, sin embargo, con esta afirmación no quiero crear pánico ni mucho menos desanimar a nadie. En mi opinión existen dos claves fundamentales para alcanzar un buen nivel y por supuesto un aprobado: la práctica constante y controlar los nervios en cabina. Este tema he creído necesario dividirlo en varios artículos para dosificar la información. En el primero vamos a comentar los pilares fundamentales necesarios para alcanzar nuestro objetivo: interpretar simultáneamente.

Es cierto que para llegar hasta aquí y poder interpretar simultáneamente, el nivel de inglés debes ser muy alto y es por ello que no debe existir un mar de “lagunas”, pero para mejorar el nivel de comprensión en inglés escribiré otro artículo más adelante. Otra de las claves fundamentales es la “pre-paración” y lo escribo separado porque lo del prefijo “pre” debe darnos la idea de previo y con esto quiero decir que, por mucho inglés que sepamos, si queremos interpretar una conferencia de cómo afecta el calor a nuestro sistema cardiovascular o cómo se fabrica un televisor o se construye un avión, muy probablemente no sepamos nada de este tema, somos intérpretes y ahí no se incluyen todas las profesiones habidas y por haber. Estoy segura que ni siquiera en nuestra propia lengua conoceríamos esos términos especializados, ni seríamos capaces de definirlos ni tampoco de entender completamente el discurso.

Partiendo de un nivel de comprensión adecuado y de una buena preparación, hay que decir que todo el que tenga esto no sabe interpretar. Es cierto que todos no podemos tener las mismas habilidades y que algunos tendremos mejores capacidades para la traducción que para la interpretación pero quiero que abandonéis la idea que se os ha pasado por la cabeza de que “un nativo o un bilingüe sería capaz de interpretar mejor que tú”. Es cierto que un nativo va a comprender el idioma de partida al 100% pero no va a tener los mismos recursos para transmitirlo en la lengua meta, es decir, esa persona va a tener los mismos problemas que si nosotros hiciéramos inversa. Como me decía una vez un compañero de profesión, Gabriel Cabrera, esto es como un embudo, los nativos de español escucharíamos la conferencia en inglés por la parte más estrecha de ese embudo pero la transmitimos por la parte más ancha, es decir, tenemos una riqueza de vocabulario que nos va a permitir parafrasear cualquier cosa, simplemente hay que transmitir el significado de manera adecuada. Lo mismo ocurriría a la inversa, si vamos a interpretar una conferencia de español a inglés. Si por otro lado, la persona es bilingüe, muchos me diréis que ellos sí que pueden interpretar a la perfección. Yo y cualquiera de los profesionales de la interpretación os contestará que sin una preparación previa en materia de interpretación de conferencias, esa persona bilingüe no es capaz de interpretar. Puede tener un embudo ancho por ambos lados pero interpretar también requiere otras capacidades o destrezas que hay que desarrollar y mejorar y que son la base para cualquier intérprete.

Desde mi punto de vista, una capacidad básica es la memorización. Un intérprete debe tener muy buena memoria, algunos estaréis pensando que si vamos a hacer una interpretación simultánea, ¿para qué necesitamos una capacidad de memoria tan desarrollada? Pues bien, aunque parezca una simpleza en el momento de interpretar un cluster (cuando tengas que esperar a que el orador pronuncie cinco adjetivos y tres adverbios y al final de todo eso tengas un sustantivo) vais a daros cuenta de la gran importancia del papel de vuestra memoria para retener todos esos elementos sin perder ninguno, esperar a oír el sustantivo y después poder reformularlo todo sin dejar nada fuera.

Pero para lograr esto entra en juego una de las destrezas que considero que se encuentra entre las más difíciles de adquirir: la disociación. Esta palabra tan bonita, como música para nuestros oídos, es la peor pesadilla de un intérprete principiante. Escucharéis una frase en inglés y al interpretarla habréis perdido la información de los siguientes cinco párrafos jajajaja. Los primeros días de clase pensaréis que es un camino sin salida pero ¡nooooo!, todo tiene solución. En el primer discurso solo conseguiréis interpretar tres frases, dos palabras o solo el ladies and gentlemen, pero no os desesperéis, todos hemos pasado por eso.

Si todo esto lo unimos en una coctelera y le añadimos la velocidad del orador que cada vez va en mayor aumento, el acento del asiático hablando en inglés o incluso de alguna representación española en una conferencia internacional, simposio o como quien dice ante una comisión para los JJ.OO., vamos que el contexto nos es indiferente, el caso es que todo ello unido a otros factores pueden aterrarnos y acabar abandonando la asignatura o perdiendo la ilusión de dedicarnos a esta profesión. But keep calm and don’t get cold feet!

Licenciada en Traducción e Interpretación de inglés y francés y en Humanidades con el itinerario de ELE. Me interesa la enseñanza de español, la traducción audiovisual, la historia del arte y la literatura. Amor por los animales y lo verde.

Facebook Twitter LinkedIn Google+ Skype 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: