Interpretación audiovisual: los veejays

Nov 14, 2013 by

Interpretación audiovisual: los veejays

La semana pasada, algunos de los integrantes de Traidlation asistimos al III Congreso de la Sociedad Española de Lenguas Modernas que tuvo lugar en Sevilla y en el que pudimos disfrutar de conferencias de temática muy variada. Se habló de traducción especializada, literaria (incluyendo erótica), localización, adaptación para mudos y sordos y muchos otros temas entre los que la traducción audiovisual fue recurrente. Frederic Chaume Varela me inspiró a escribir esta entrada en la que os presentaré a un tipo de intérpretes de los que yo nunca había oído hablar y, a juzgar por el murmullo de la sala, la mayoría de los que allí estaban tampoco: los veejays de Tanzania.

El término veejay (VJ) es una abreviación de video jockey. En el resto del mundo, los veejays se dedican a introducir vídeos musicales en televisiones como MTV o VH1, pero en Tanzania su labor es distinta. Según Frederic, son  “aquellas personas que están en los cines de Tanzania interpretando simultáneamente las películas”. Cuando los citó, yo adapté automáticamente la situación a nuestra cultura: una sala de cine, a oscuras, una gran pantalla, la película en versión original… y alguien que  interpreta la película a través de los altavoces . Si esto me pareció curioso (y, como digo, también al resto de la sala), mayor aún ha sido mi sorpresa al investigar un poco sobre esta clase de intérpretes, ya que la realidad no tiene nada que ver con lo que yo me imaginé.

En Tanzania, los veejays son intérpretes al servicio de quienes se reúnen en lugares llamados “vibanda vya videos” (el equivalente a nuestras salas de cine). Sin embargo, no se limitan a interpretar al Swahili las películas en inglés (o indio o chino, ya que junto con Hollywood, las películas de Bollywood o las de artes marciales son las más populares). Estos veejays no conocen necesariamente la lengua de partida, sino que a veces su labor es la de comentar la película. Hacen comentarios relativos tanto a lo que está pasando (o creen que está pasando) como a lo que a ellos les inspiran las conversaciones, lugares o situaciones que aparecen en la televisión. Incluso pueden llegar a comentar algún cotilleo sobre los actores que aparecen en la película o a comparar las situaciones con algún hecho parecido que haya tenido lugar en la región. De alguna manera, adaptan la película a la cultura del lugar, siendo esto de más provecho que traducirla. Nada que ver con nuestro concepto de traductor, cuya opinión o sentimientos ni siquiera interesan.

¿Podríamos decir, entonces, que son localizadores? Su labor, a mi parecer, se corresponde mucho más con la localización que con la interpretación. Igualmente, de acuerdo con lo que nosotros entendemos por intérprete o localizador, los veejays hacen una práctica mucho más libre. Transcreación en estado puro.

Es tan curioso el caso de los veejays que un grupo de antropólogos alemanes les dedicaron un documental. En el trailer podéis haceros una mejor idea de lo que os acabo de contar:

VEEJAYS der FILM (Filamu kwa Kiswahili) Official Trailer (2010).

Además de intérpretes, los veejays son en muchos casos quienes doblan las películas que se pueden encontrar en los videoclubs de este país. Muchos de ellos son conocidos como estrellas y cuentan con su propio sello de identidad, con una marca personal que les hace diferenciarse del resto. ¿Sucede esto mismo en el mundo de la traducción?

Como veis, la interpretación se practica en los sitios más inesperados del planeta y de las formas más interesantes. Os dejo, para terminar, con la versión de un niño de 9 años de Commando con la que seguro que os echáis unas risas. ¡Hasta pronto!

Licenciada en Traducción e Interpretación & Humanidades y Máster en Traducción y Nuevas Tecnologías. En la actualidad, centrada en la corrección profesional y la localización de videojuegos.

Twitter LinkedIn Google+ 

Related Posts

Tags

Share This

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: