Glosario de introducción a la traducción audiovisual...

Feb 24, 2014 by

Atl igual que ocurre cuando nos llaman para un encargo de interpretación pidiéndonos que «traduzcamos» bilateralmente, a los traductores audiovisuales también nos toca la fibra sensible ver cómo nuestro trabajo se generaliza. Por esa razón, y para intentar disipar también la visión relativista que se tiene de lo que hacemos («Os pasáis el día viendo películas/jugando a videojuegos/leyendo libros»), me he propuesto dejar constanciade las disimilitudes entre los diferentes procesos de traducción audiovisual en un glosario. Como punto de partida, delinearemos el doblaje, el modelo de TAV más extendido en nuestro país. Aquí podemos leer la definición que da la Real Academia del mismo: Sin embargo, la parte técnica o interpretativa del mismo no es llevada a cabo por los propios traductores en la mayoría de los casos. Si ya resultaba difícil hacer ver...

read more

Voice-over y traducción

Ene 30, 2014 by

Según Wikipedia, «El término voice-over (también conocido como voz superpuesta) se refiere a una técnica de producción donde una voz que no es del enunciatario es difundida en vivo o pre-grabada en radio, televisión, cine, teatro y/o presentación». El voice-over, por tanto, no es ni subtitulación ni doblaje y, por consiguiente, no tendría por qué incumbirnos a traductores e intérpretes. Sin embargo, esta técnica está relacionada de varias formas con nuestro gremio. El voice-over se diferencia de la subtitulación y el doblaje en varios aspectos. Sobra decir que dista de la subtitulación en que es información en forma de audio, no de texto. Lo que le distingue del doblaje es que el audio original no se elimina, sino que la traducción del original se superpone a él. Se utiliza en realities, telediarios, anuncios y...

read more

La traducción del cine ibérico: exportando la España ‘cañí’...

Oct 31, 2013 by

Oír hablar de que «el cine español está de capa caída» nos suena a todos recurrente. También normal que seamos muchos los que acabamos empalagados de que esta consigna se haya trivializado y ya sea otro argumento «pan de cada día» para la muchedumbre. Pero lo terrible de esta aseveración es que no está falta de razón; muchos de los últimos filmes que hemos (o más bien se han) producido son de la más dudosa calidad. Si Fernán Gómez, García Berlanga o Buñuel, por poner algunos ejemplos, levantaran cabeza, se darían de bruces con esta degradación de nuestra capacidad cinematográfica y, muy probablemente, volverían decepcionados a donde están ahora mismo. Aunque bueno, ni este blog es para hablar solo de cine ni tampoco voy a entrar en temas escabrosos como la financiación de productos culturales...

read more