¡Qué coñazo! Y cómo el sexismo se impregna en el lenguaje...

Oct 6, 2013 by

¡Qué aburrido! ¡Qué hartura! ¡Qué coñazo!… Y yo me pregunto ¿POR QUÉ? ¿Por qué cuando algo es aburrido, cansino o pesado es un coñazo? ¿Por qué se usa el nombre coloquialmente asignado a la parte externa del aparato reproductor femenino como sinónimo de esas palabras? La propia RAE recoge esta acepción: Coñazo: “Persona o cosa latosa, insoportable.” Pero esperad, que esto no acaba aquí; frente a una idea que puede ser un coñazo, podemos tener una idea que sea la polla[1]. Si esa idea es la polla, es genial, fantástica, divertida, estupenda, sobresaliente… ¡Qué graciosa coincidencia, ¿verdad?! Y mejor no me detengo a hablar de los usos de la palabra “cojones” porque manda huevos todos los que tiene. Eso sí, os recomiendo que busquéis en google “usos palabra cojones”, os echaréis unas risas. Ahora viene el...

read more