El cine como fuente de riqueza lingüística

Ene 15, 2014 by

El cine como fuente de riqueza lingüística

Como muchos de vosotros ya sabréis, el español está siempre en constante cambio y se va adaptando a la evolución del lenguaje por aquello de que la norma la hacen los hablantes. Nuevas palabras se van incluyendo en el diccionario porque, simplemente, comienzan a ser muy utilizadas por los hablantes. En esta entrada vamos a dedicarnos a hablar sobre un tipo de palabras conocidas como epónimos y en concreto, a aquellos que vienen del cine puesto que nos parecen casos muy curiosos.

eponimoYa veis a qué nos referimos con esto de epónimo. El mecanismo de tomar el nombre propio de un personaje para cualquier otra cosa siempre ha existido y sobre todo encontraba sus fuentes de alimentación en la literatura, en la mayoría de los casos.

epponi2

Sin embargo, el cine también se ha ido abriendo paso entre las fuentes de riqueza lingüística del español y ha conseguido aportar muchos términos a nuestro diccionario. La mayoría de ellos los usamos diariamente y no tenemos ni idea de que vienen de películas que hemos visto muchas veces. En otros casos, el término simplemente se refiere a un actor en concreto. Este es el caso de los tres ejemplos más llamativos que se conocen.

eponi

En el caso de Rebecca, el nombre de la protagonista de la película de Hitchcock fue utilizado para hacer referencia a la prenda de ropa que siempre llevaba y que hasta entonces se había llamado cardigan. Con Paparazzo, un personaje que se dedicaba a hacer fotografías a los famosos en La Dolce Vita de Fellini pasó lo mismo y su nombre comenzó a designar precisamente su propia profesión. Y en cuanto a Cantinflas, solo podemos decir que su personalidad dejó huella en los hablantes españoles.

  tdos

Por supuesto, hay muchísimas más palabras que usamos gracias a la contaminación que hace el cine en nuestro lenguaje pero que todavía no están incluidas en el diccionario puesto que hacen falta años para que los académicos se decidan a incluir un término en el diccionario y cuando lo hacen la mayoría de las veces, se ha dejado de usar por eso del paso de las modas, que también sucede con el lenguaje. Solo los términos fuertes son capaces de resistir el paso del tiempo y de hacerse un hueco entre las páginas de la Real Academia. Por ejemplo, en el avance de la vigésima tercera edición aparece un nuevo término relacionado con el mundo del cine y que pretende hacerse ese hueco entre los académicos. Se trata del galardón por excelencia, el óscar.

oscar

Como ya veis, la lengua española está en constante cambio y absorbe términos de todos los ámbitos que puede, incluyendo el cine, puesto que los hablantes bebemos día a día de este ámbito, así que no es de extrañar que vayamos tomando términos y los adoptemos como nuestros con el paso de los años.

Natalia Martínez

Licenciada en Traducción e Interpretación & Humanidades. Inglés y francés. Me atraen la localización, la traducción audiovisual y literaria y las relaciones internacionales. Tengo una capacidad especial para hacerme fan de todo en dos segundos y eso muchas veces es un problema. Engullir libros es mi droga diaria.

LinkedIn 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: