Préstamos lingüísticos y género

Sep 17, 2014 by

Préstamos lingüísticos y género

Un préstamo lingüístico es una palabra tomada de un idioma que se traslada a otro sin ninguna adaptación. Los préstamos ya están ampliamente tratados en la web, pero en más de una ocasión me ha surgido la duda con respecto a un matiz de este fenómeno lingüístico: ¿qué hacer con su género?

En algunos casos es tan fácil como conservar el de la palabra en su idioma original. Esta regla podemos aplicarla cuando hablamos de galicismos (palabras procedentes del francés), por ejemplo. Las palabras francesas de género femenino se trasladan al español en femenino (la crèpe) y las de género masculino en masculino (el chef). Sin embargo, no podemos usar esta simple regla cuando la lengua extranjera cuenta con un tercer género (el género neutro, en el caso del alemán) o cuando, simplemente, esa lengua extranjera de la que tomamos el préstamo no hace distinción de género (el inglés).

¿Qué debemos hacer en estos casos? No hay una regla escrita sobre el tratamiento en cuanto al género de los préstamos. El Diccionario Panhispánico de Dudas no cuenta con un artículo dedicado a ellos, pero sí al género. En este artículo no se habla en ningún momento de los préstamos de forma directa, pero sí habla de algo que llama los “sustantivos ambiguos en cuanto al género“:

c) Sustantivos ambiguos en cuanto al género. Son los que, designando normalmente seres
inanimados, admiten su uso en uno u otro género sin que ello implique cambio de
significado: el/la armazón, el/la mar, el/la vodka. Normalmente la elección de uno u
otro género va asociada a diferencias de registro o de nivel de lengua, o tiene que
ver con preferencias dialectales, sectoriales o personales.

Entre los ejemplos que ofrece este apartado se encuentra vodka, un préstamo claro, y el DPD lo trata como ambiguo. El DPD habla de que la elección de uno u otro género para estos sustantivos ambiguos depende de varios factores como el registro, el estrato social o incluso la propia elección personal, dando a entender que cualquier opción está sujeta a la subjetividad y debe ser aceptada. No existe una regla aplicable, por tanto.

Una de las primeras ideas que tuve cuando decidí investigar este tema fue preguntar a la gente. Como ya hice en el artículo de la traducción de términos de repostería he hecho una encuesta, porque me parece fundamental saber qué opinan quienes no se dedican a la lingüística o la traducción. Es importante tener en cuenta que el lenguaje se utiliza en muchos ámbitos, no solo en academias de la lengua, y que los hablantes son, al fin y al cabo, quienes hacen uso de ella y la modifican.

En la encuesta incluí varios de esos sustantivos ambiguos en cuanto al género empezando por selfie, el préstamo que me inspiró a investigar este tema. ¿El selfie o la selfie? ¿Un selfie o una selfie? De entre todos los casos que expuse, este fue el que obtuvo resultados más ambiguos:

elencuesta

Para evaluar justamente los resultados de la encuesta es necesario tener en cuenta que el 90% de los encuestados son hispanohablantes españoles, no latinos. Eso explica la preferencia de los encuestados por EL internet o EL PC, por ejemplo. Si hubiéramos hecho esta pregunta a hispanohablantes latinos, el resultado habría sido distinto, pero igualmente válido. Creo que es a esto a lo que se refiere el DPD cuando dice que la elección del género para este tipo de sustantivos depende de características y reglas no lingüísticas.

La encuesta sigue activa, por supuesto, y os invito a hacerla y comprobar las respuestas.

Aunque estoy de acuerdo con el DPD en que cualquier opción escogida es válida y correcta, me gustaría daros un par de ideas por si en algún momento os surge la misma duda que a mí y os gustaría comprobar y contrastar vuestra elección. La primera forma que se me ocurre de elegir uno u otro género es consultar la palabra en el DRAE. De todas las que sugerí en mi encuesta, el DRAE solo contempla Internet y, como veis, prefiere no mojarse y lo clasifica como ambiguo:

Captura de pantalla 2014-09-06 a la(s) 13.24.44

 

Si no encontráis la palabra que queréis consultar en el DRAE, podríais consultar el CREA o contrastar los resultados que arroja Google para cada opción:

 

Captura de pantalla 2014-09-16 a la(s) 16.40.13

Captura de pantalla 2014-09-16 a la(s) 16.40.01

A partir de ahí sois libres en la elección del género de vuestro sustantivo ambiguo. ¡Suerte! 🙂

Licenciada en Traducción e Interpretación & Humanidades y Máster en Traducción y Nuevas Tecnologías. En la actualidad, centrada en la corrección profesional y la localización de videojuegos.

Twitter LinkedIn Google+ 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: