Glosario de introducción a la traducción audiovisual

Feb 24, 2014 by

Glosario de introducción a la traducción audiovisual

Atl igual que ocurre cuando nos llaman para un encargo de interpretación pidiéndonos que «traduzcamos» bilateralmente, a los traductores audiovisuales también nos toca la fibra sensible ver cómo nuestro trabajo se generaliza.

Por esa razón, y para intentar disipar también la visión relativista que se tiene de lo que hacemos («Os pasáis el día viendo películas/jugando a videojuegos/leyendo libros»), me he propuesto dejar constanciade las disimilitudes entre los diferentes procesos de traducción audiovisual en un glosario.

Como punto de partida, delinearemos el doblaje, el modelo de TAV más extendido en nuestro país. Aquí podemos leer la definición que da la Real Academia del mismo:

Bildschirmfoto 2014-02-24 um 12.16.43

Sin embargo, la parte técnica o interpretativa del mismo no es llevada a cabo por los propios traductores en la mayoría de los casos. Si ya resultaba difícil hacer ver a inexpertos en la materia que interpretar tenía poco o nada que ver con las artes escénicas, una vez que estás inmerso en el mundo de la traducción audiovisual es casi un imposible. Un proceso de doblaje corriente suele proceder así antes de ser entregado a la productora:

Sección de montaje (o Cutting room) ->  Producción -> Traducción -> Adaptación de diálogos -> Casting -> Grabación de voces en estudio -> Dirección de sala -> Mezclado

Y, como es evidente, el único paso que definitivamente realiza siempre un traductor es la propia traducción. Esto no quita que haya traductores/productores/directores de doblaje/técnicos de sonido polimáticos y capaces en varias lenguas que se encarguen de llevar un proyecto así en solitario, aunque dicha práctica está cayendo en desuso por la escasez de perfiles como ese y por lo ajustados que suelen estar los plazos de entrega en la mayoría de proyectos audiovisuales.

Una modalidad sucinta al doblaje que está ganando terreno en nuestro país por abaratar los costes de este y conseguir un efecto distinto es el voice over o voz superpuesta. En este artículo de Marina Temprano podéis leer un poco acerca de la modalidad y sus avatares, así como el papel del traductor en ella.

Por otra parte, la subtitulación es la modalidad de TAV que muchos asocian únicamente al fansub del último capítulo de The Big Bang Theory.  No es muy alentador reflexionar y concluir que una parte importante de los consumidores audiovisuales piensen que en España no existe la subtitulación profesional o, incluso, no la considera un trabajo. La Real Academia no define el proceso, sino su resultado:

Bildschirmfoto 2014-02-24 um 12.57.37

Subtitular, pese a que se crea que es una técnica al alcance de cualquiera, requiere un largo procedimiento de aprendizaje que tiene su base en la adaptación del número de caracteres a los segundos de duración del inserto. ¿Alguna vez os ha pasado que no habéis sido capaces de leer un subtítulo porque contenía demasiada información y duraba poco en pantalla? Esto ocurre cuando se subtitula sin conocimiento y de manera sistemática. Para evitarlo hay que barajar algunos factores técnicos aparte de tener buena competencia en ambas lenguas : el número de fps (24 o 25 en PAL, normalmente), los segundos de duración de un subtítulo (para que sea aceptable suele estar entre 1” y 5”) y, por supuesto, del ritmo que lleven los diálogos. Si ya buscáis nota, es interesante intentar adaptar cada fragmento textual a los cambios de plano y evitar que se distorsione la imagen por la salida súbita de estos pocos milisegundos antes de la próxima toma.

Un proceso de subtitulación sí que puede ser llevado a cabo por un solo individuo aunque, normalmente, primero se realiza la traducción del guion y luego se subtitula, por lo que la parte técnica no tiene que correr siempre de la mano del propio traductor.

Dicha práctica, junto a la audiodescripción, está reglada por la Ley General Audiovisual, que establece el número de horas totales anuales en que se facilita el acceso de personas con discapacidad a los productos audiovisuales que emiten las cadenas públicas y privadas en España. Para más información, podéis mirar la Disposición transitoria quinta de esta ley aquí. Y, para los que no tengáis muy claro qué es una audiodescripción, aquí tenéis un vídeo que se explica por sí solo:


Por último, me gustaría hacer una mención especial a un tipo de TAV que dista bastante de lo que hemos visto hasta ahora: la localización de software. Y en esta ocasión, la Real Academia parece no querer regalarle ni una sola acepción…

Bildschirmfoto 2014-02-24 um 13.26.57

Sin embargo, la localización ha permitido que el vehículo principal actual de transmisión de información, cultura e ideología (Internet y los ordenadores personales) sea accesible a personas que, de no ser por la traducción a su lengua materna, no podrían comprender los contenidos.

Como vemos, la traducción audiovisual es una rama que aúna múltiples y diferentes disciplinas. Al igual que resultaría ridículo generalizar todas las especialidades de ingeniería o medicina en una, o vanalizar sus ramificaciones, es importante tomar conciencia de la diversidad con la que cuenta esta recién desarrollada área del saber, ya que los traductores audiovisuales, aunque pueda parecer que somos prescindibles, jugamos un papel determinante no solo en la transmisión de información conceptual, sino en el acercamiento de culturas y la globalización.

Traductor de inglés y alemán a español. Estoy especializado en el ámbito audiovisual y, actualmente, curso el Máster Europeo en Traducción Audiovisual en la Universitat Autònoma de Barcelona.

Twitter LinkedIn Google+ Skype  

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: