¡ACCIO DICCIONARIO! El origen

Oct 9, 2013 by

¡ACCIO DICCIONARIO! El origen

Sí, queridos lectores. El diccionario, tanto monolingüe como bilingüe, online o en formato físico. Para los traductores e intérpretes, cualquier persona relacionada con las lenguas o simplemente para los inquietos, el diccionario se ha convertido en un amigo secreto. Siempre está ahí y casi diariamente lo consultamos para cualquier cosa. Nuestra eterna lucha es saber qué significa, cómo se dice, qué sinónimo usar o qué tilde poner o quitar.

Así que supongo que todos nosotros tenemos una relación más o menos estrecha con este sujeto. Es nuestro amigo y para muchos de nosotros es casi un amante pero ni siquiera sabemos cuándo es su cumpleaños o dónde nació. Shame on us! En esta entrada vamos a intentar solucionar esos vacíos que existen en nuestra relación con el diccionario. Para empezar hablaremos sobre los orígenes más bien oscuros que llevaron a la creación del diccionario tal y como lo conocemos hoy, es decir, un listado de palabras con su definición ordenado alfabéticamente. Además, habrá dos entradas más donde podréis profundizar vuestra relación con los diccionarios de origen americano o inglés. Por supuesto, no olvidéis a nuestra querida RAE, que lanzó su primer diccionario en 1780, siendo este uno de los primeros de su clase. De ella ya hemos hablado antes, así que si no habéis leído esa entrada ya sabéis lo que tenéis que hacer.

El origen de los diccionarios tal y como los conocemos se produce en la Edad Media, pero obviamente existían muestras de pre-diccionarios antes de entonces, así que es necesario que nos remontemos mucho más atrás para comprender realmente cómo surge este volumen con palabras y definiciones en un idioma en concreto. Se cree que las primeras muestras de lo que después sería considerado un diccionario son del Imperio Acadio, es decir, de la Antigua Mesopotamia, realizados por tanto en tablas en escritura cuneiforme y que simplemente eran listados de palabras en sumerio y acadio. Se cree que estas tablas datan del siglo III a.C.

Sea_of_Characters_Level_Tone_folio_53

Página del diccionario de rimas chino

Además, también se encuentran ejemplares parecidos en China, aunque en este caso se trata de un diccionario monolingüe creado también en el siglo III a.C. o en Japón.

1524_dictionary_by_Yuhanna_al-Asad_and_Jacob_Mantino_Arabic-Hebrew-Latin_p_alif

Glosario árabe con palabras en latín y hebreo

El origen de los diccionarios siempre ha estado relacionado con las culturas más desarrolladas de la época. De hecho, existen diccionarios árabes que fueron recopilados durante el siglo VIII y el XIV d.C. Los diccionarios árabes ya se asemejaban en formato a los diccionarios que hoy conocemos. Esto quiere decir que estaban ordenados siguiendo la misma pauta que siguen los diccionarios actuales. Los lingüistas árabes llegaron incluso a crear diccionarios de mano, reducidos y mucho más resumidos, para poder realizar consultas diarias.

Sin embargo, todos estos ejemplos de diccionarios proceden de culturas no cristianas y aunque los diccionarios cristianos europeos tomaron algunas características de los árabes, por ejemplo, casi todos los diccionarios modernos tienen sus orígenes en un entorno relacionado con el cristianismo y sobre todo en Europa, con los monjes y el latín.

12th-century_painters_-_The_Monk_Eadwine_-_WGA15731En la Europa medieval los principales lexicógrafos eran monjes pertenecientes a distintas órdenes religiosas. En el siglo VII, antes de la invención de la imprenta, los monjes más cultos de los monasterios realizaban anotaciones en los márgenes de muchos libros definiendo determinadas palabras en su idioma. Como ya sabéis, la lengua que se utilizaba en la escritura de los libros en la Edad Media y en las universidades era principalmente el latín, así que parece que estos monjes querían asegurarse de que los demás monjes comprendiesen el texto sin problemas gracias a las anotaciones. Estas anotaciones se convertirían después en las glosas, que se realizaban en la lengua que se hablase en el lugar donde se realizaban las anotaciones. Por supuesto, estas glosas están relacionadas con nuestros glosarios actuales o listas de palabras con su definición.

El término diccionario no sería usado hasta el 1225, cuando un inglés llamado John Garland lo empleó para titular un listado de palabras en latín. Sin embargo, los diccionarios todavía no eran concebidos como un bien común que debía ser usado por todos, sino que se reservaban a ciertas élites cultas que dominaban el latín y sabían leer y escribir. Recordemos que estamos en la Edad Media, cuando la cultura estaba restringida a unos pocos.

Codiceemil

Ejemplo de anotaciones en los márgenes

Durante el siglo XVII algunos monjes llegaron a la conclusión de que era necesario hacer una serie de glosas que contuviesen las palabras tanto en latín como en inglés y lo mismo sucedió en el resto de países europeos. Finalmente, Robert Cawdrey publicó el primer diccionario que contenía palabras difíciles y que, por fin, estaba ordenado alfabéticamente. A Table Alphabeticall fue el primer diccionario europeo cuyo objetivo era llegar a un sector de la población mucho menos restringido.

Como veis, la necesidad de contener las palabras y sus definiciones o las palabras y sus equivalentes en la lengua del país más cercano ha existido siempre como una necesidad de la cultura humana. Sin embargo, el diccionario tendría que vivir muchos años más para que se estandarizara su formato y se convirtiese en un volumen básico de las bibliotecas mundiales y sería necesaria la llegada de la Ilustración y de ciertos avances técnicos como la imprenta para convertir al diccionario en un número uno en ventas.

Natalia Martínez

Licenciada en Traducción e Interpretación & Humanidades. Inglés y francés. Me atraen la localización, la traducción audiovisual y literaria y las relaciones internacionales. Tengo una capacidad especial para hacerme fan de todo en dos segundos y eso muchas veces es un problema. Engullir libros es mi droga diaria.

LinkedIn 

1 Comment

  1. Marián

    Hola. Me ha encantado tu artículo, muy completo. Quería preguntarte si podrías indicar las fuentes bibliográficas de las que has extraído la información. La necesito para mi TFG y debo citar la fuente. Gracias de antemano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: