¿Debería la lengua de signos ser universal?

Dic 5, 2013 by

¿Debería la lengua de signos ser universal?

Hace unos años cursé como optativa la asignatura Lengua de Signos Española, una de las que más me gustó de la carrera. Desgraciadamente, tuve que dejarla porque me coincidía con una troncal y, siendo totalmente práctica, era estrictamente necesario asistir a todas las clases. Sin embargo, conservo desde entonces un gran interés por esta materia, por lo que esta no será la última vez que escriba sobre el tema en el blog.

En esta ocasión me gustaría hablar sobre algo que me sorprendió desde que empecé a estudiar lengua de signos: la lengua de signos no es universal. Como el resto de lenguas, es localmente específica. La LSE no se parece a la Lengua de Signos Francesa, por ejemplo. Incluso dentro de España, igual que pasa con las lenguas orales, existen dialectos que utilizan signos que no se entienden en todas las regiones. Es más; ni siquiera dos profesores de la misma universidad y procedencia enseñan a sus alumnos los mismos signos (como fue nuestro caso).

La lengua de signos es local y no universal porque, al igual que el resto de lenguas, surge sujeta a un contexto cultural e histórico. No se establece, no es artificial. Nadie acordó los alfabetos de la LSE y el de la LSF por separado. Como veremos después, esta es una de las características que utilizan como argumento los que defienden que un lenguaje de signos universal no es viable.

alfabeto-dactilologico egipcio_thumb

 

A muchos nos sorprende que la lengua de los que son minoría suponga una traba para comunicarse con el resto del grupo. ¿No sería ideal universalizarla? Se ha hecho en varias ocasiones el intento de crear una lengua universal para los sordos, nacido de la necesidad de estos de entenderse en eventos internacionales. Así, existe el SSI (Sistema de Signos Internacional), que no es una lengua puesto que no es materna ni transmite cultura, sino un pidgin. Esto quiere decir que no se creó artificialmente, sino que surgió de forma natural ante la necesidad de comunicación.

A mi entender, la universalización de la lengua de signos tendría tanto ventajas como inconvenientes:

UNIVERSALIZACIÓN DE LA LENGUA DE SIGNOS

VENTAJAS

INCONVENIENTES

Facilitaría la comunicación de quienes son un grupo minoritario en la sociedad con el resto de componentes de ese grupo fuera de sus ámbitos lingüísticos concretos.

Si se creara, la lengua de signos universal sería artificial. Esto significa que carecería de la identidad cultural que caracteriza a las lenguas naturales.

Se signarían más productos multimedia, ya que solo sería necesario un signado para llegar a todo el público sordo del planeta, lo que abarataría los costes.

La configuración del rostro y otros gestos, sumamente importantes en la lengua de signos, podrían malinterpretarse de una cultura a otra, ya que en muchos casos un gesto significa cosas diferentes en distintos países.

Desaparecería el problema para aquellos que utilizan en la actualidad una lengua de signos no reconocida oficialmente.

Ante la falta de variedad de lenguas de signos, la demanda de intérpretes de lengua de signos caería.

 

Creo que tanto las ventajas como los inconvenientes tienen mucho peso en este caso. Considero que la especificidad local de la lengua de signos es un obstáculo para quienes la utilizan, pero también que ante las circunstancias de la misma (surgida naturalmente en distintos lugares y siendo, por tanto, distinta) la creación de una lengua de signos universal conllevaría todos los inconvenientes de una lengua artificial. Después de todo, ¿utiliza alguien el esperanto? ¿Nos conviene a los traductores e intérpretes la existencia de un lenguaje universal? Me gustaría conocer otros puntos de vista, así que contadme qué pensáis. ¡Hasta pronto!

Licenciada en Traducción e Interpretación & Humanidades y Máster en Traducción y Nuevas Tecnologías. En la actualidad, centrada en la corrección profesional y la localización de videojuegos.

Twitter LinkedIn Google+ 

Related Posts

Tags

Share This

4 Comments

  1. Edu

    Siempre me he sentido muy atraído por el esperanto, que no deja de ser hijo del ambiente idealista y universalista de gran parte del siglo XIX y principios del XX. Comparte su carácter utópico con la aspiración de las vanguardias históricas a cambiar el mundo a través del arte, y más concretamente con el intento, por parte de la abstracción, de lograr un lenguaje artístico universal y comprensible por individuos de culturas distantes. Al final se quedó en nada (en ese sentido de utopía), y lo mismo ha pasado con el esperanto, que se ha convertido casi en un pasatiempo intelectual para espíritus elevados. De la misma forma que me atrae el esperanto, la idea de una lengua de signos universal pasó por mi cabeza cuando me contaste que estabas estudiándola y que era casi local, con signos que no entienden personas de otros países. Quizás lo más útil sería simplemente entender que es necesaria la lengua materna como transmisora de cultura y como lengua en la que es más natural y cómodo expresarse y establecer, de forma obligada o muy recomendada, el estudio de un lenguaje de signos universal, con consenso internacional, y que a un nivel medio fuese relativamente sencillo, como ocurre precisamente con el inglés.

    • Marina Temprano

      El problema es que esa lengua de signos universal no podría compararse con el inglés en el sentido de que, una vez más, sería artificial. El inglés es una lengua natural y los que la utilizamos en el contexto internacional contamos con que acarrea una serie de expresiones culturales que podemos aceptar o no, pero que están ahí. Ese es el problema del esperanto, al fin y al cabo; nadie quiere abandonar su lengua, la que le aporta identidad, para empezar a utilizar una con la que no se diferenciaría en nada del resto del mundo.

      • ¿que problema tienes con las códigos de comunicacion “artificiales”? La propia palabra lo dice: artificial: hecho con arte.
        El pentagrama musical es lo mas arbitrario y “artificial” que existe, y sin embargo permite que intérpretes de todas las culturas conozcan y dialoguen sobre algo tan intangible, cultural y bello como es la música. Todas las músicas del mundo pueden expresarse en un pentagrama único. Solo hay que aprenderlo.
        Hablo esperanto, no perfectamente, pero suficiente para cambiar impresiones con esperantistas de todas las lenguas del mundo. Conversaciones sobre todo tipo de cuestiones,directamente, sin pasar por el filtro cultural del inglés. Es muy fácil, muy barato y mas libre de contaminacion cultural e ideológica que cualquier otro idioma “natural”, y por supuesto; “no he abandonado mi lengua, la que me aporta identidad, para empezar a utilizar una con la que no me diferencio en nada del resto del mundo”.
        En cuanto al lenguaje de signos más o menos “internacional”, la propia gramática del esperanto se adaptaría perfectamente a una lengua de signos. Pero mejor que que yo te lo explique, y aunque solo sea por curiosidad, tu misma le eches un vistazo a la “internacia ligvuo” en la página “lernu.net”. Te sorprenderá.

  2. Yai

    ¡Muy interesante! 🙂

    Personalmente, que llegue a establecerse una lengua de signos universal me parece muy poco probable, precisamente por lo que ya comentas de que no habría un sentimiento de identidad asociado, sería “forzado”.

    Me ha llamado la atención la ventaja de que podría mejorar la comunicación (entiendo) entre comunidades sordas de distintos países. Es un tema para reflexionar. Yo he visto a sordos de paises distintos hablar entre sí sin usar ninguna lengua de signos común, sin conocer la LS del otro y entenderse perfectamente. En ese sentido a mí me resulta fascinante, porque a la hora de viajar, tienen muchos menos problemas para comunicarse con sordos de otros países que nosotros con oyentes de otras nacionalidades.

    En cuanto al ejemplo del inglés que comenta Edu. Lo único comparable sería que, de repente, todos los sordos quisieran/decidieran aprender ASL, por ejemplo. El aprendizaje de otras lenguas de signos (de la misma forma que nosotros aprendemos otras lenguas orales) no está extendida entre la comunidad sorda española, por eso tampoco hay nada que funcione como lingua franca.

    El SSI se utiliza principalmente a nivel de conferencias y congresos internacionales, donde se encuentran comunidades sordas de distintos países. Si bien parece que el SSI podría ser esa lingua franca, el ciudadano sordo “de a pie” normalmente no sabe SSI y se utiliza principalmente entre intérpretes (al menos que yo haya visto aquí).

    Desde luego es un tema que da para análisis y reflexión 🙂

Trackbacks/Pingbacks

  1. El español neutro... ¿qué? | Traidlation - […] la calidad de su ortografía. El español neutro es tan difícil de establecer como lo sería la lengua de…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: